Rosa y espina

La rosa y la espina,
el pétalo terso y la espina tan fina.
¡Oh querida ten cuidado porque
si tocas la rosa, la espina te arruina, te deja sin vida, y con tu alma herida!