Infortunios

el

Siempre pude escuchar el dolor en los latidos de tu corazón. Cuando era una niña, no lograba comprender situaciones babélicas; hoy he crecido, y puedo decir que la vida no es fácil, el pesar no es una opción, es una parte que cada alma posee, y la melancolía es para todos; pero en especial, para los que piensan recorrer el mundo de una forma incierta; se dice que aquellos que navegan en aguas oscuras, no están destinados al fracaso, pero si están destinados a un gran camino lleno de suplicio, un dolor que con el pasar de los años se podrá comprender, y en ocasiones aceptar. Pero, ¿qué hay de los que deciden quedarse en el mismo lugar? ¿acaso vacío, o inexistencia?, todos de algún modo, vivimos en un mundo de igualdad, nadie se escapa del infortunio, ni de la felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s