La rosa tersa y la hiedra

red-rose-320868_640
No tengo recelo, porque siempre habrá una rosa tersa para mí con una fragancia efímera.
No tengo recelo porque siempre voy a encontrar hiedra en mi andar.
¿Y qué decir de los seres que caminan a mi lado?
Mucho que decir y poco que pensar, cuando encuentre enojo de por medio.
¿Qué será de los tontos?
¿Los tontos que herimos sin sentir culpa, las tinieblas nos esperan?
No, las tinieblas no existen, solo existe la melancolía,
la soledad que mata paulatinamente.
¿A dónde iré a parar con todo lo que siento?
¡furor, júbilo, exasperación!
Todavía así, no tengo miedo,
porque sé que siempre existirá la fragancia de una rosa tersa para mí,
y por supuesto la hiedra en mi camino seguirá apareciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s