Luna resplandeciente.

Eran las 2 a.m. y un aire fresco brotó, sentí tu suave piel tocar la mía, la lluvia comenzó a caer de tu cuerpo desnudo. Tus tersos y vivificantes labios que ardían a la luz de las velas, tocaron los míos. La luna resplandecía sonriente como un pequeño hilo fulgurante por la ventana. Abrazaste mi…

Pagaría mil años por ti

Pagaría mil años de karma por ti. Retribuiría en las tinieblas cualquier agobio con tal de rozar tus labios, oh ángel abrasador, que has venido del firmamento, has situado mi corazón a gemir por tu amor. Y tú has volcado tu mirada, hacia la mía, con esa vehemencia lóbrega en ella, por eso cada noche te…

Ven a mi poesía de mi alma

¡Poesía mía no me desampares! ¡poesía mía quiero que me perdones! Deja que tus letras sigan penetrando a mi alma, no desampares mi lecho. Y tú te vas sin decir adiós, no puedo escribirle a lo que es trivial, necesito el combustible de tu remolino atronador de letras. Los días son monótonos, sin sentido alguno,…

El viejo árbol de mango

La calle de las flores solía estar tapizada con el fruto de los ciruelos, en aquel entonces la calle parecía estar tapizada con un amarillo tenue, todavía lo recuerdo. Hace unos días volví y no vi más el fruto de los ciruelos que embellecía la calle, las personas que conocí se habían ido, me dirigí…

Funde tu espada en mi corazón

  Trato de oprimir mis lágrimas en la poesía, porque el viento no siempre está en mi protección y me pregunto cuál es la razón, por favor quiero que penetres tu espada en mi corazón, así voy a dejar de ser, este lugar no tiene respuestas, pero si tiene miles de bofetadas, listas para acomodarlas…

Hilo negro

    ¿Qué quiero escribir? -Nada ¿Qué quiero sentir en mi corazón? -Nada, quiero que permanezca frío como el agua del ártico. ¿Qué siente mi corazón? -Sólo soledad y apatía. Cuando los días pasan sin que nada suceda, la esperanza se desvanece, y la magia se convierte en humo que se esfuma por los huecos de…

Amado mío

Mi piel se erguirá cuando vuelva a tocar, tus labios satinados en el cielo. Cunde la soledad desde que has partido. Cuando por fin creí tenerlo todo, la vida llega con su furor, ella es como un cubo de agua fría que vendrá a recordarnos que nada de lo que llamamos amor nos pertenece, es una…

Irse de aquí

Las palabras son como el humo porque simplemente se esfumarán para siempre. La vida es como el viento que viene y se va, nada podemos llegar a ser, en este lugar. El amor es fugaz, como el polvo que es barrido a la nada. Hasta los remolinos y tormentas vienen y se llevan lo que…